Sangalli, ovacionado en el Villamarín

Imagen: Real Betis

Luca Sangalli vivió una de las noches más especiales. Volvió a los terrenos de juego 71 días después de haber sufrido un ictus que le apartaría del fútbol durante aproximadamente dos meses. Tras superar la piedra que se encontró en el camino, ante el Betis jugó de titular y casi aguantó todo el partido, que fue cuando abandonó el césped ovacionado por la parroquia verdiblanca.

Saltó la noticia cuando Imanol Alguacil le puso de inicio tras estar tanto tiempo fuera de competición. Sin embargo, el donostiarra trabajó para su puesta a punto sin recibir el alta médica. Una vez recibida, completó su primer encuentro y superó con nota, y afirmó ante los micrófonos que afrontó la ida de los octavos con “mucha felicidad”, porque “lo que un jugador quiere es estar en el campo”.

Su partido lo cerró en el minuto 83 para dar entrada a Adnan Januzaj. En ese momento, el fútbol quedó en un segundo plano y los béticos, muestra de su deportividad, se rindieron ante Sangalli en uno de sus días más importantes. Ninguno de los dos equipos ganó, pero lo que quedó claro es que Luca Sangalli venció su batalla al ictus.

Tras la conclusión del partido, el Betis quiso dedicarle un mensaje en las redes sociales: