La Real condena los gritos racistas a Isak

El partido estuvo a punto de suspenderse por el feo gesto por una parte del sector de la grada

Alexander Isak celebra su tanto ante el Celta (LaLiga)

Alexander Isak recibió gritos racistas en el partido con la selección de Suecia ante Rumanía por parte de los seguidores rumanos. Por un instante el partido llegó a pararse después de que el propio jugador alertase al árbitro, pero posteriormente volvió a reanudarse un partido que estuvo a punto de la suspensión.

La Real ha salido al paso para defender a su delantero y ha publicado este comunicado en su página web:

“La Real Sociedad quiere condenar enérgicamente los gritos racistas sufridos ayer por Alex Isak durante el partido entre las selecciones de Rumanía y Suecia. El club txuri urdin lamenta profundamente que aún se sigan produciendo este tipo de actitudes propias de tiempos pasados y que deberían estar completamente olvidados.

El presidente Jokin Aperribay también quiere manifestar su más absoluta repulsa a lo ocurrido anoche: “El fútbol, el deporte y la vida deben servir para unir aficiones, culturas y personas, y en ese camino la Real seguirá trabajando con su gente y con su entorno para conseguir una sociedad cada vez más sana, respetuosa y con los valores acordes a nuestro tiempo”.”