La presión vecinal logra desocupar otro piso en Portugalete

La presión de un centenar de vecinos que se concentraron frente a un piso ocupado ilegalmente en el barrio de Repélega de Portugalete ha logrado que las personas instaladas en el mismo abandonaran la vivienda.

Los hechos ocurrieron el miércoles por la noche. La manifestación presuntamente estaba motivada por un robo con violencia a una mujer que había tenido lugar a las 11:00 horas de la mañana en la calle donde se encuentra la vivienda ocupada. El presunto autor del delito, que fue detenido, “podría estar relacionado con la ocupación”, según han explicado las fuentes.

Los vecinos permanecieron frente a la vivienda durante alrededor de una hora gritando consignas contra la presencia de ocupas en el barrio, hasta que los ocupantes de la vivienda accedieron a abandonarla, protegidos por un pasillo formado por agentes de la Ertzaintza.