Ni los más txikis, aún sin dientes, se resistieron a disfrutar de Santo Tomás

Un Santo Tomás con mucho ambiente se celebraba este miércoles en Donostia. Miles de personas acudían al olor de la tradicional txistorra y de la sidra que inundaba las calles del centro y de la Parte Vieja.

Los 53 puestos que preparaban la txistorra no pararon en todo en toda la jornada, al igual que los 16 de talo, 19 de repostería, 16 de queso y lácteos, y el resto de pan, dulces y otro tipo de alimentos, además de 56 puestos artesanía.

“Potxola”, la cerda de Santo Tomás 2016 exhibía sus 408 kilos en la plaza de la Constitución, consiguiendo el record de kilos conseguidos en un animal para esta feria. No parecía muy interesada en lo que pasaba alrededor, al contrario que los que iban a verla que no dejaban de sacarle fotos y de admirar su envergadura.

Otros de los platos fuertes del día fueron las pruebas de deporte rural y pelota, las habituales exhibiciones de animales, concursos de txistorra, hortalizas, miel o espantapájaros y las animaciones con kalejiras o bertsolaris.
La climatología acompañó y la ilusión de los donostiarras bordó una feria que da el pistoletazo de salida a las fiestas navideñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here