Noche Vieja y Año Nuevo llegan sin lluvias pero con mucho frío

Euskalmet ha pronosticado para los días 31 de diciembre y 1 de enero tiempo estable anticiclónico de invierno, sin lluvias, pero con temperaturas frías sobre todo de madrugada.

Las temperaturas máximas serán agradables en la vertiente cantábrica y más bajas en el interior donde predominarán las nieblas. Así, se esperan temperaturas mínimas por debajo de los 0º C y máximas que oscilarán entre los 5 y los 10º C en el interior y mínimas en torno a los 5º C y máximas entre los 12 y los 14º C en la costa.

Además de las temperaturas frías, el sábado, día 31, se pueden formar nieblas persistentes especialmente en el Valle del Ebro. En cuanto al domingo, día 1 de enero, lo más probable es que la madrugada sea fría con heladas en el interior y algo de niebla. El resto de la jornada se presenta tranquila, con un progresivo aumento de la nubosidad con el paso de las horas.

En definitiva, nos espera un fin de año tranquilo, sin lluvias, y con temperaturas acordes a la época en la que nos encontramos, con madrugadas frías que dejarán heladas y posibles nieblas persistentes en el interior y máximas agradables, sobre todo cerca del Cantábrico.

Se recomienda a aquellas personas que vayan a desplazarse durante los próximos días que extremen las precauciones ante la posible presencia de nieblas y hielo en las carreteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here