El Gobierno Vasco aprueba una declaración institucional con motivo del 8 de marzo

El Gobierno Vasco aprobó ayer una declaración institucional con motivo del Día Internacional de las Mujeres, debido a que, según el Ejecutivo Vasco, “las mujeres en todo el mundo siguen sufriendo una desigualdad estructural”.

Una desigualdad que tiene diferentes manifestaciones como “la brecha salarial, la dificultad de acceso a ámbitos de poder y toma decisiones, el desequilibrado reparto de tareas de cuidado y domésticas, o la violencia contra las mujeres, entre otras”, ha explicado el Gobierno Vasco en su declaración.

En este sentido, ha asegurado que comparte la reivindicación del movimiento feminista y reitera su compromiso con las políticas de igualdad. “Este Gobierno seguirá trabajando diariamente, en el marco de sus competencias, para conseguir la igualdad real y efectiva”, ha afirmado.

Asimismo, hace un llamamiento a toda la sociedad y a todos los agentes sociales, políticos y económicos para que entre todos y todas garanticemos los derechos y contribuyamos a un modelo social más sostenible e igualitario.

Declaración de Gipuzkoa a favor de una Agenda Humana de la Igualdad

La Diputación de Gipuzkoa ha presentado una declaración institucional en la que hace un llamamiento a toda la sociedad para “sumar esfuerzos a favor del desarrollo de la Agenda Humana de la Igualdad”.

“Derecho al empleo, al sufragio, a la independencia económica y a la participación social y política; derecho a la dignidad de la vida, en el sentido más amplio de esta palabra; derecho a no sufrir violencias, explotación y menosprecios. Derechos, en definitiva, consustanciales a la naturaleza humana, que se han ido materializando en mayor o menor grado gracias a la reivindicación y movilización constante, especialmente de las mujeres, que son quienes más sufren su vulneración”, destaca.

La Diputación lamenta que, en estos últimos tiempos, “asistimos a situaciones que nos recuerdan la precariedad de esta transformación”. “Emergen por parte de una minoría que, a través de una nueva ola reaccionaria, aboga por retroceder en ámbitos en los que la mayoría vemos razones para continuar avanzando”, apunta.

La Diputación aboga, además, por una Agenda que dote al territorio de más recursos para hacer frente a “la violencia que las mujeres sufren por el mero hecho de serlo”, “una violencia sistémica que exige un mayor grado de responsabilidad por parte de todas las instituciones y agentes sociales”.