La autopsia del vecino de Errenteria fallecido en Donostia apunta al homicidio

La autopsia realizada al vecino de Errenteria que falleció el 17 de junio tras haber sido agredido en Donostia apunta a una “etiología homicida”.

José Luis Lancha fue agredido por un hombre sobre las 10:00 horas en la calle Miracruz, cerca de la plaza Vasconia, cuando se dirigía a la playa dando un paseo. La víctima entró en estado crítico, de muerte cerebral, hacia el mediodía a causa de la gravedad de las heridas que presentaba y falleció un día después

La autopsia confirma la presencia de “traumatismos a nivel facial que podrían explicar la caída hacia atrás de la víctima y el consecuente desenlace”, lo que apunta a la “etiología homicida”.

Las conclusiones provisionales del examen de los forenses, a la espera de resultados de análisis y del atestado policial, sostienen que se trata de una “muerte violenta” cuya causa inmediata fue la “destrucción de centros vitales encefálicos”.

El presunto autor se encuentra en la cárcel de Martutene por orden del juez que investiga la causa.