Empate con sabor a derrota (1-1)

La Real Sociedad no logró derrotar al colista de la Liga BBVA en el partido que se disputó en el Estadio de Anoeta el domingo a partir de las 18:15 horas. Pese al gol inicial de los donostiarras, los locales, gracias a un tanto de Deyverson, lograron empatar el encuentro y así volver a Valencia con un punto que no les supone nada, ya que se encuentran últimos en la tabla y no les valió para nada para poder salir del ‘zulo’.

El partido comenzó muy a favor para los donostiarras, con muchas llegadas al área levantinista, pero sin acierto cara a la portería. Pero eso fue hasta el primer cuarto de hora del partido. Gracias a un rechace que le llegó a Yuri en la banda izquierda, y tras una magistral jugada, logró centrar el balón al mexicano Diego Reyes, y éste, a la segunda, introdujo el esférico en la portería de Diego Mariño, aunque la verdad es que el meta visitante erró un poco. Pocos minutos más tarde, el brasileño Jonathas tuvo una muy clara pero esta vez Diego Mariño estuvo atento para detener el cabezazo del delantero. 10 minutos más tarde del gol de Diego Reyes, Deyverson logró el empate con un cabezazo desde dentro del área, en una jugada en el que Gero Rulli no pudo hacer nada. Desde el gol, el conjunto de Eusebio Sacristán fue perdiendo fuelle, aunque Carlos Vela tuvo una muy clara, pero el mexicano la mandó fuera por poquito el impresionante pase de Mikel Oyarzabal desde la banda izquierda. El partido llegó al descanso con el resultado de 1-1.

En los segundos 45 minutos fue la Real la clara dominadora del encuentro. Los donostiarras creaban ocasiones, sí, pero faltaba lo último, que el balón entrase en la portería defendida por Diego Mariño. Al no poder introducir el balón, Eusebio Sacristán decidió dar entrada a Bruma para que diese aún más velocidad al partido. Y lo logró. Contó con dos ocasiones muy claras, que incluso, los aficionados de la Real que acudieron a Anoeta cantaron gol en esas dos acciones. El Levante, por su parte, no contó con ninguna ocasión, y por ello, Gero Rulli apenas tuvo trabajo que realizar. El partido concluyó con el mismo resultado que finalizaron la primera parte, 1-1. Los jugadores de la Real Sociedad se marcharon a los vestuarios con una severa pitada de los aficionados que estaban presentes en el Estadio de Anoeta. Punto insuficiente para los dos equipos.

Imagen portada: LFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here