Casi 43€ por seis refrescos y una botella de agua

Un bar de Palma de Mallorca cobra casi 43 euros por seis refrescos y una botella de agua.

Los refrescos a 6,50€ cada uno y una botella de agua a 3,80€.