El TSJPV ratifica la condena de 19 años de prisión para el padre de Julen

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha confirmado la condena de 19 años de prisión impuesta a Luis Serrano por el asesinato de su hijo Julen, de 13 años, de una puñalada en el pecho en diciembre de 2011 en Donostia.

La defensa de Luis Serrano interpuso un recurso contra la sentencia de la Audiencia de Gipuzkoa al entender que se habían quebrantado las garantías procesales del representado por la inadmisión de varias pruebas, pero ahora ha sido desestimado por el TSJPV.

Tanto la acusación particular, ejercida por la madre de Julen, y el Ministerio Fiscal, se opusieron a las pretensiones de la defensa.

Asimismo, el jurado consideró probado que Luis Serrano mató a su hijo, como “venganza” contra la madre a causa del divorcio, clavándole un cuchillo en el corazón de forma “repentina” e “inesperada”, sin dar a Julen opción de defensa alguna.

También dio por acreditado que, durante la agonía del niño, permaneció junto a él sin solicitar auxilio, a pesar de tener un teléfono móvil o poder hacerlo a través de una ventana de la habitación.

La sentencia aún puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.