Euskadi creará una normativa que permita la convivencia de los taxistas y las VTC

La Federación Vasca del Taxi y los representantes de las VTC de Euskadi negociarán de la mano del Gobierno Vasco una normativa que regule el sector.

Ayer, miércoles se celebró la primera reunión de la “Ponencia del Taxi” en el País Vasco. Se trata de una mesa de carácter técnico que se convocará con carácter mensual, en la que se integran el Gobierno Vasco, los ayuntamientos, las personas usuarias, el sector del taxi y las VTC.

Los integrantes de este foro han constatado que la realidad en Euskadi no es equiparable a la de otras capitales como Madrid y Barcelona y por ello se muestran determinados a favorecer un escenario de trabajo para afrontar nuevos retos, de modo que los desarrollos tecnológicos disponibles y la modernización de las flotas con vehículos de bajas emisiones “permitan que la movilidad sostenible en el transporte de viajeros de turismo sea también un referente en Euskadi”.

Con estas premisas, el Gobierno Vasco avanza en el desarrollo de una regulación que permita gestionar la actividad y la convivencia de ambos modelos de negocio existentes en el sector y que mejore la realidad concreta de Euskadi con la atención de manera “coherente al reconocimiento de derechos y a la exigencia de obligaciones”.

En la actualidad, en Euskadi hay 2.137 taxis y 95 VTC, lo que arroja un ratio de 1/23, es decir un coche con conductor por cada 23 taxis. Hay además 264 peticiones de licencia VTC pendientes de tramitación, aunque el Gobierno Vasco cree que es prácticamente imposible que se concedan al superarse la tasa 1/30 ratificada por el Tribunal Supremo para el conjunto de España.

Las plataformas Uber y Cabify ya han solicitado reunirse con el Gobierno Vasco, pero la institución no tiene intención de hacerlo hasta que no haya un marco normativo vasco sobre el tema.