El hombre fallecido en Donostia fue perseguido y golpeado por detrás

Según los testigos de la agresión que el pasado domingo costó la vida a un vecino de Errenteria de 61 años en el barrio donostiarra de Gros, el autor de los hechos seguía a su víctima por una calle mientras ésta le pedía que no lo hiciera y le dejara en paz, momento en el que fue golpeado “por detrás”.

Así lo ha referido a los periodistas Uzuri Lancha, hija del fallecido, al término de la concentración que el Ayuntamiento donostiarra celebró ayer en los jardines de Alderdi Eder para condenar este suceso.

Uzuri ha explicado que su padre acostumbraba “siempre” a jugar a la bonoloto y que, al llegar caminando al barrio de Gros, en vez de acercarse a la playa de la Zurriola decidió acercarse a la única administración que en ese momento encontró abierta, situada en la plaza de Vasconia.

“Allí se encontró con este desgraciado que le dio por detrás”. “Los testigos dicen que le iba siguiendo y mi padre le decía: ‘déjame en paz, no me sigas’ y le dio por detrás”, ha relatado la hija del fallecido, quien ha recordado que su progenitor era “fuerte, deportista y atlético”, lo que le lleva a pensar que si se hubiera encontrado a su rival “de frente” la agresión no se hubiera producido tal y como aconteció.

“Está identificado porque hay vídeos, no me han dejado ver las imágenes de la agresión pero yo las quería ver. Al autor lo tengo grabado en la cabeza”, ha detallado Uzuri, quien ha desvelado que aunque las autoridades no disponen de la identidad del agresor sí cuentan con una imagen “perfecta” de él.

Joaquín, otro de los hijos de la víctima, ha opinado que el golpe fue asestado “con algún objeto por detrás”, porque de lo contrario no hubiera caído de la manera en que lo hizo.

“La autopsia lo dirá, pero creemos que antes de caer le tuvo que golpear con un objeto contundente. Mi hermana es médica y asegura que un cráneo no se puede partir así. Confiamos en la Policía y en la Justicia para que lo atrapen”, ha recalcado este joven quien ha señalado que la Policía ha pedido a la familia que facilite la “descripción” del presunto autor de los hechos mientras se desarrolla la investigación para localizarlo.