Condenado a 18 años de cárcel por grabar a una joven de 13 años manteniendo relaciones sexuales

La Audiencia de Gipuzkoa ha condenado a 18 años de prisión a un hombre que grabó a una joven de 13 años, hija de su compañera sentimental, manteniendo relaciones con su novio de 17.

Los hechos se remontan a mayo de 2015, cuando el acusado, que mantenía una relación de pareja con la madre de la niña en un domicilio de una localidad guipuzcoana, “comenzó un acercamiento sexual” a la pequeña “tratando de tocarla con ánimo lascivo e invitándola a ver juntos una película pornográfica”.

El hombre logró acceder al teléfono móvil de la chica y consiguió “83 vídeos de los dos menores manteniendo relaciones sexuales”.

Además, “aprovechando la existencia de estos dispositivos de grabación”, el condenado filmó a otras dos niñas, amigas de la primera y de la misma edad, cuando se encontraban desnudas en la habitación de la menor.