Parte de la unidad de Correos de Donostia decide no salir a reparto

Los sindicatos LAB, ESK y ELA han comunicado que parte de los empleados de Correos del barrio donostiarra de Egia han decidido no salir a reparto ante la crisis sanitaria por el COVID-19.

Según los citados sindicatos, la empresa “pone en riesgo a la ciudadanía y presiona a su plantilla”. Denuncian que el lunes Correos implantó un protocolo con medidas extraordinarias para adecuarse a la situación de alarma, pero “en la mayoría de unidades de reparto se están incumpliendo puntos de este protocolo que son clave para la protección y seguridad de la plantilla”.

“Concretamente, la sencilla medida de limpiar las manos regularmente con agua y jabón o una solución hidroalcohólica no puede cumplirse por el personal de reparto, puesto que no se les ha dotado de un gel desinfectante individual”, han denunciado.

“La respuesta por parte de la jefatura, lejos de ayudar a mantener un ambiente de calma en el que prime la protección de la plantilla y vecinos, está siendo ejercer presión por un supuesto incumplimiento de jornada, el cual no se ha dado, amenazando al mismo tiempo con llamar a los cuerpos de seguridad si el personal no abandona el centro de trabajo”, han relatado.