Establecimientos comienzan a cobrar un suplemento por el “servicio COVID-19”

Algunos establecimientos han comenzado a aplicar suplementos por “servicio COVID” en las facturas. Se trata de una práctica que trata de sufragar los gastos debido a la compra de materiales desinfectantes para evitar la propagación del coronavirus.

Para Facua-Consumidores en Acción, este suplemento se trata de una práctica “ilegal” y apuntan que todo lo que se haga en materia de higiene en un establecimiento va dentro de los precios de los productos. “Te recomendamos poner reclamación formal para que deje de producirse este abuso. Si la respuesta es insatisfactoria acude ante la autoridad autonómica de consumo para que entre al fondo del asunto”, respondía la organización de consumidores a Meireles en redes sociales.

Sin embargo, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) indican que el suplemento es legal “siempre que el consumidor esté previamente informado, haya libre consentimiento y el coste del servicio se ajuste al precio real y sea proporcional, es decir, repartido entre quien ofrece el servicio y quienes lo disfrutan”.