La puesta en servicio de la pasante del Metro Donostialdea se retrasa hasta 2024

Debido a los problemas surgidos en el tramo Miraconcha-Easo, la fecha estimada de puesta en servicio de la pasante del Metro Donostialdea se ha retrasado hasta el segundo semestre de 2024. Además, el incremento del coste inicial establecido en 53,2 millones podría ser del 50 al 70%, según la previsión anunciada por el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola.

El consejero Arriola ha visitado la zona en la que se están aplicando inyecciones de lechada de mortero para consolidar el terreno, como consecuencia del incidente ocurrido a primeros de junio durante la excavación del túnel de línea a la altura de la playa de La Concha. En ese punto, Arriola ha recordado que ya se ha excavado el 90% de los 6,9 kilómetros de túneles y galerías de la variante: “Los problemas, de carácter geológico “se localizan en dos puntos del subtramo Miraconcha-Easo, en un sector de apenas 400 metros, entre la playa y el entorno de la plaza Easo”.

“Las técnicas constructivas que hay que aplicar para solventarlos no estaban contempladas, como es obvio, en el  proyecto original y suponen un  incremento del coste de adjudicación, muy superior al que permite la Ley de Contratos”, ha añadido Arriola, que a su vez ha adelantado que el sobrecoste podría superar el 50 por ciento del contrato inicial adjudicado en 53,2 millones de euros.

“Porque la seguridad es lo primero y las soluciones geotécnicas que se están aplicando son caras. Por eso es necesario sacar a licitación el proyecto reformado, que según las previsiones que manejamos será antes de fin de año”, ha explicado el consejero Arriola.