Se espera una media de 469.000 desplazamientos por las carreteras de Euskadi durante la Semana Santa

La Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco estima que entre el 12 y el 17 de abril habrá una media de 469.000 desplazamientos por las carreteras vascas, lo que supone un aumento un 5% respecto a la Semana Santa del año pasado.

Entre los días 12 y 17 de abril, coincidiendo con las jornadas festivas de Semana Santa, se prevé un aumento del 5 % en volumen de desplazamientos de largo recorrido en salida y retorno por las carreteras vascas. Doscientos agentes de la Ertzaintza velarán para que en las vías principales el tráfico sea fluido.

“La Dirección de Tráfico va continuar con la campaña de concienciación “Conocemos los riesgos. Seamos responsables” –ha explicado la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera- porque es importante incidir en la necesidad de no correr riesgos que pongan en peligro la seguridad vial. Las distracciones y la velocidad inadecuada son comportamientos que entrañan mucha peligrosidad. Y son evitables. El exceso de velocidad aparece como causa principal –aunque no sea la única- en el 25% de los accidentes”.

El año pasado, 2016, de 291.300 denuncias tramitadas, 215.790 lo fueron por superar los límites de velocidad permitidos (170.905 se registraron mediante equipos de radar fijo y 44.885 por radar móvil).

Puntos con mayor intensidad de tráfico

Según las estimaciones, que se realizan tras analizar los datos de intensidad correspondientes a la Semana Santa del año pasado, se espera que los puntos que registren mayores intensidades de circulación sean tres: la A-8, en el límite territorial con Cantabria, la AP-8 en el peaje de Biriatou y el enlace de la AP-1 con la A-1, en el nudo de Armiñón.

En el límite con Cantabria, se suelen registrar grandes intensidades de circulación el miércoles, víspera de Jueves Santo, por la tarde –entre las 15:00 y las 21:00 horas, y el Jueves Santo por la mañana –entre las 09:00 y las 15:00 horas. El retorno hacia Bilbao se produce el Lunes de Pascua, entre las 13:00 y las 21:00 horas, pero los últimos años no ha generado grandes retenciones en la zona de Bizkaia.

El día más complicado en la AP-8, en el peaje de Biriatou (sentido Francia) solía ser el Jueves Santo, durante la mañana, pero el año pasado, debido a las circunstancias especiales de controles en la frontera, las retenciones comenzaron ya el miércoles por la tarde –llegaron a los 10 kms, sobre las 18:30, del miércoles- y se repitieron durante la mañana del jueves, superando en ambos casos el peaje de Irun. Por otra parte, el Lunes de Pascua es festivo en Francia por lo que la circulación de vehículos sentido Donostia suele ser también densa, tanto el viernes como el sábado.

El tercer punto conflictivo es el nudo de Armiñón, donde pueden generarse retenciones puntuales en el acceso desde la A-1 a la AP-1, al pasar de tres carriles a un único carril. Los horarios de mayor densidad de circulación suelen ser el miércoles entre las 15:00 y las 20:00 horas y el Jueves Santo, entre las 8:00 y las 14:30 horas. El retorno se concentra en la tarde del Lunes de Pascua pero no suele ocasionar retenciones de importancia gracias al dispositivo especial de señalización que organiza la Dirección de Tráfico, en coordinación con la Ertzaintza, la Diputación Foral de Álava, el Cuerpo de Miñones y Europistas (AP-1).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here