Retirada del carnet y ocho meses de cárcel por hacer peinetas a los radares

Timothy Hill ha sido condenado a nada más y nada menos que ocho meses de cárcel y la retirada del carnet de conducir durante un año por hacer peinetas a los radares de tráfico.

Todo comenzó cuando la policía de North Yorkshire, Reino Unido, descubrió que un hombre aparecía varios días en las grabaciones haciendo una peineta a la cámara de un radar de tráfico. Al investigar el caso más a fondo, descubrieron que el radar no pudo captar la velocidad del coche de Hill porque llevaba un inhibidor.

Una vez puesto en alerta, el hombre desmontó el inhibidor y se deshizo de él arrojándolo a un río. Pero después de que los agentes lo detuvieran y una visita al juez, Timothy se declaró culpable.

La policía de North Yorkshire espera que la sentencia sea ejemplarizante y publicó la misma junto a un mensaje en Twitter que rezaba: “si alguien quiere llamar nuestra atención, gesticular repetidas veces con el dedo del medio ante los radares móviles de las furgonetas y conduciendo un vehículo fácilmente reconocible y equipado con un inhibdor de radar es una excelente manera”.