Osakidetza deberá abonar pluses suspendidos desde 2012 por valor de 100 millones

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) reconoce el derecho de la plantilla a percibir el complemento de desarrollo profesional de sus trabajadores suspendido en 2012, lo que supondrá más de 100 millones de euros para Osakidetza.

ELA fue el sindicato que recurrió a los tribunales “obligado” por la negativa de Osakidetza a negociar. En un comunicado, la central sindical ha explicado que Osakidetza suspendió las convocatorias del complemento de desarrollo profesional en 2012 y no las ha recuperado, pese a las sentencias ganadas por los sindicatos.

El TSJPV reconoce en su fallo el derecho de la plantilla a percibir las cantidades que le corresponden por este concepto, así como los atrasos correspondientes desde 2012.

Osakidetza puede presentar un recurso de casación contra esta sentencia.