De la Bella: “Me he sentido muy querido en toda mi etapa”

El catalán ofreció una rueda de prensa de despedida donde estuvieron presentes sus hasta ahora compañeros de equipo.

Imagen: Real Sociedad

DONOSTIA | Alberto De la Bella deja atrás su segundo paso por la Real Sociedad y es nuevo jugador de la Unión Deportiva Las Palmas para las próximas dos campañas, con opción a una más. El jugador catalán ofreció una rueda de prensa para despedirse de la entidad donostiarra antes de emprender el viaje a tierras canarias.

En primer lugar, el catalán repasó su carrera como futbolista en Donostia: “He disfrutado mucho desde que llegué en 2009. El crecimiento que hemos llevado de la mano el club y yo ha sido muy bueno, no hay más que ver donde hemos llegado. No me voy con pena, sino muy contento, porque lo he dado todo. Quiero dar las gracias a todos mis compañeros, que son grandes amigos, sobre todo algunos que ya no están y otros como Zurutuza o Agirretxe, que son los que quedan de cuando llegué. Ojalá que tengan un gran año”, comentó.

Sobre el trato que ha recibido por parte de la afición txuri urdin, De la Bella afirmó que ha sentido el cariño de los suyos: “Me he sentido muy querido en toda mi etapa. La afición me ha tratado muy bien. Siempre me he sentido muy respetado, no ha habido un día que no haya sentido su cariño. Me he sentido como un canterano, porque he crecido con una generación de futbolistas que han salido de aquí”, dijo.

Fichar por la Real no le ha supuesto un cambio a mejor en su vida futbolística, sino que ha tenido la suerte de conocer a su mujer y tener a sus dos hijos: “No soy vasco, pero me he sentido muy identificado con los valores que me han inculcado los compañeros de la cantera con los que he crecido. Además, aquí he conocido a mi mujer y han nacido mis dos hijos. Volveré a Donostia para vivir”, destacó De la Bella.

De la Bella se despidió de uno en uno con sus compañeros. En la foto, dándose un emotivo abrazo con Joseba Zaldua | Imagen: Real Sociedad

El catalán lamentó que no vaya a poder estrenar el Nuevo Anoeta, aunque tendrá opciones de visitarlo si consigue el ascenso a Primera con Las Palmas en los años que esté en el club canario: “Me da pena no estrenar el nuevo campo, pero vendré a animar como aficionado. Creo que he dado todo y no tengo ninguna espina clavada, me voy con la conciencia tranquila. Venía recién descendido de Segunda, justo en el año del Centenario, con el objetivo de ascender, que se dio todo para lograrlo, y desde entonces ha sido todo ir creciendo”, dijo. Además, añadió que tiene dos mejores momentos en la Real, y que son el ascenso “porque te marca una carrera” y la previa de Champions League que ganaron al Olympique de Lyon.

De la Bella reconoció que antes de la pretemporada que le comunicaron desde el club que tendría difícil jugar esta campaña, aunque él quería seguir para conocer a Garitano y ver si tendría oportunidades: “Antes de verano, desde el club me comentaron que era difícil que jugase. Mi idea era conocer al nuevo entrenador, pero vas viendo que no cuentas e iba a ser incómodo. Podía haber alargado mi carrera aquí, pero no me gusta estar por estar en los sitios, pienso que voy a ser más partícipe en otro equipo, al que me voy con otros retos, a pelear por cosas bonitas”, finalizó.