Las empleadas de la limpieza de Gipuzkoa se concentran frente a Emakunde

Las trabajadoras de la limpieza de las comisarías de la Ertzaintza y de las sedes judiciales de Gipuzkoa, en huelga indefinida desde hace más de tres meses, se han concentrado frente a Emakunde para protestar ante la “falta de respuesta” del Instituto Vasco de la Mujer a mantener una reunión con sus representantes.

Estas empleadas denuncian que sus salarios son inferiores a los de los trabajadores del sector de la limpieza viaria, en un 90% hombres, que cobran un 7% más que las que ejercen su trabajo en los juzgados y un 13% más que las que limpian en las comisarías, según los datos aportados por la delegada sindical de ELA Ane Zelaia.

Este colectivo, que engloba a casi cien trabajadores, el 90% mujeres, no entiende que Emakunde, “un ente de defensa de la mujer”, no haya dado respuesta a la reunión que han solicitado “desde hace tiempo”.

Aunque mantienen negociaciones con su empresa, Garbialdi, para intentar resolver el conflicto, las trabajadoras demandan al Gobierno Vasco, que adjudica estos servicios de limpieza en comisarías y juzgados, que incluya cláusulas sociales en los pliegos de contratación, para atajar la “brecha salarial”.