Principales retos de Donostia para 2019

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, ha hecho balance del año que acaba de finalizar y ha detallado los principales retos que tiene la capital guipuzcoana para 2019.

Entre las principales intervenciones urbanísticas, el primer edil ha destacado las próximas aprobaciones de los “nuevos desarrollos” de El Infierno, Illarra y Aldakonea, junto al desarrollo de la vega del Urumea, Ciudad Jardín, Antzieta y Sarrueta, que permitirán ahondar en la “apuesta” por la vivienda pública.

Goia ha recordado además que a finales de 2018 se entregaron los primeros pisos de fase inicial de Txomin Enea, la principal actuación municipal en materia de vivienda, que tendrá su continuidad a principios de este año con la entrega de unos 600 hogares más.

De esta manera, tras la creación del parque fluvial y la plaza Arteleku y la conclusión del puente de Espartxo, en esta zona solo quedará pendiente la segunda fase, que sin embargo no podrá comenzar hasta que se adopte una decisión sobre el futuro de la cárcel de Martutene, pendiente aún de su traslado a otra zona.

En cuanto a la movilidad, el alcalde ha señalado que 2019 será un año “importante” por el avance de las obras de la pasante del “topo” y la integración de Renfe en el sistema de descuentos “MUGI”.

El alcalde ha indicado igualmente que 2019 será el año en el que el nuevo mercado de la Bretxa estrene ubicación después de que las obras para el vaciado del edificio Pescadería y la intervención en parte del edificio Arkoak se encuentren ya “en marcha”.

Finalmente, este ejercicio concluirá la obra del nuevo campo de Anoeta que albergará la renovada casa de cultura Ernest Lluch; se darán nuevos pasos para la remodelación del miniestadio de atletismo; se mejorará la casa de cultura de Larrotxene; se adquirirán nuevos fondos para el Museo de San Telmo; se ampliará la oferta de la Escuela de Música y Danza, y se desarrollará el proyecto para hacer visitable la torre del Buen Pastor.