Los vecinos desalojados por el incendio de Oñati no podrán regresar a sus casas hasta dentro de dos meses

Las familias del edificio de Oñati donde el pasado sábado se produjo un incendio no podrán volver a sus hogares hasta dentro de dos meses, debido a que deben reparar la escalera que resultó afectada por el fuego.

El Ayuntamiento está estudiando soluciones para las familias que viven en el inmueble, tres parejas con niños, y mañana les trasladará una “propuesta de realojo”, según ha informado el alcalde de la localidad, Mikel Biain.

El siniestro se declaró a las 03:25 horas del sábado en el número 4 de la plaza Maiatzaren Bata, lo que obligó al completo desalojo de sus ocupantes, doce de los cuales tuvieron que ser atendidos en el lugar por inhalación de humo.

Tras una inspección, se determinó que la estructura del edificio no había sufrido daños, pero sí la escalera, por la cual se puede acceder a las viviendas, aunque sin garantías de seguridad.

Peritos de la compañía de seguros han revisado esta mañana el edificio y han calculado que las obras de reparación durarán aproximadamente dos meses, ha precisado el regidor.