Chillida Leku se adapta al siglo XXI respetando el legado del artista

El museo Chillida Leku, situado en Hernani, reabrirá sus puertas el próximo 17 de abril, iniciando una nueva etapa que se caracteriza por su adaptación al siglo XXI, pero siempre “respetando el legado de Eduardo Chillida y de Pilar Belzunce”.

La exposición inaugural, titulada ‘Eduardo Chillida. Ecos’, incluye obras del artista que abarcan desde finales de la década de los años cuarenta hasta el año 2000.

La nueva directora de Chillida Leku, Mireia Massagué, ha presentado junto a Ignacio y Luis Chillida este martes los detalles de la reapertura del museo que, previamente a su apertura oficial al público general el día 17 de abril, contará con un acto institucional previo este miércoles en el que participarán, entre otros, el ministro español de Cultura, José Guirao, y el lehendakari, Iñigo Urkullu.

Compuesto por un paraje de esculturas al aire libre y un espacio expositivo ubicados en el entorno del caserío Zabalaga, construcción del siglo XVI, Chillida Leku fue fundado en vida del artista por Eduardo Chillida en el año 2000 junto a su mujer Pilar Belzunce, también fallecida. Desde enero del año 2011 solo podía visitarse bajo cita previa.

Ignacio Chillida, hijo del escultor, ha explicado que se ha tratado de “respetar lo que era Chillida Leku, pero adaptándolo a las nuevas tecnologías”. La primera exposición de la nueva etapa del espacio museístico reúne más de 90 piezas con obra en hierro, granito, yeso y papel, “sin dejar de lado series significativas” como las ‘Gravitaciones’ (esculturas en papel donde el relieve y el vacío cobran especial importancia) y las ‘Lurras’ (piezas elaboradas con tierra chamota).

La exposición en el exterior cuenta con 43 esculturas, algunas de ellas ubicadas por primera vez en este espacio de la finca Zabalaga, y que han “regresado por una temporada”.