Donostia adopta medidas preventivas “correspondientes a una alerta roja”

Ante las previsiones de que puede producirse “el temporal más duro de las últimas fechas”, el concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil de Donostia, Martín Ibabe, ha explicado que el Ayuntamiento va a adoptar medidas preventivas “correspondientes a una alerta roja”.

Por ello, el consistorio ha cerrado hasta las 08:00 del sábado los pasos a todas las playas de la ciudad, así como el Pico del Loro, el Peine del Viento desde la bajada de Ondarreta, y el Paseo Nuevo desde el Náutico y desde el Paseo de Salamanca con General Jauregi.

Olas de 7 metros de altura y rachas de viento que pueden superar los 120 kilómetros por hora han llevado al Departamento vasco de Seguridad a activar hasta siete alertas naranjas , además de varios avisos amarillos, desde esta misma noche hasta el sábado.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología ha precisado que este jueves la alerta naranja será por viento desde las 21:00 hasta las 24:00 horas por rachas del oeste-noroeste que pueden sobrepasar los 120 kilómetros por hora en zonas expuestas del litoral.

En áreas de montaña expuestas del interior los vientos rondarán los 100 kilómetros por hora. En el resto del territorio y a partir del mediodía habrá un aviso amarillo por vientos de entre 80 y 100 kilómetros por hora.

También habrá otro aviso amarillo por precipitaciones intensas en la vertiente cantábrica desde el mediodía ya que hasta las 12:00 horas del viernes se pueden acumular 60 litros por metro cuadrado, sobre todo al este de Gipuzkoa.

A todo ello se suman otros dos avisos amarillos por riesgo para la navegación, con olas de 5 metros, y por impacto en la costa desde las 15:00 horas hasta las 18:00 horas. En el litoral las olas podrían situarse entre 4 y 4,5 metros.