Continúan las devoluciones en caliente en el paso fronterizo de Irun

La Red de Acogida de Irun denunció ayer que la Policía francesa continúa expulsando de forma ilegal a migrantes que cruzan la frontera de Irun.

Según ha explicado este colectivo, el pasado domingo atendió a 12 personas que habían sido devueltas a España de manera “ilegal” tras ser interceptadas en el otro lado de la frontera por la policía gala.

En total la red atendió a más de 3.000 personas en 2019, de los que el 82% eran hombres, el 10% mujeres y el 8% menores, procedentes mayoritariamente de Guinea Conakry, Costa de Marfil y Malí.