El Gobierno Vasco dispone de hasta 1.000 millones para paliar las afecciones económicas de la pandemia

Ayer, martes, el Gobierno Vasco aprobó una serie de medias urgentes para paliar las “enormes afecciones económicas” que va tener la pandemia del coronavirus en Euskadi, para lo que cuenta con 1.000 millones de euros.

Las medidas se enmarcan en cuatro áreas de actuación: inversión directa, facilitar avales, crear nuevas líneas de financiación y refinanciar programas de apoyo a empresas.

La primera es el denominado “Programa COVID-19”, dotado inicialmente con 300 millones de euros, pero ampliable hasta los 500 millones en caso de ser necesario. Esta cantidad procede de remanentes de tesorería y excedentes de créditos presupuestarios.

Un segundo paquete de medidas se refiere a la apertura de una línea de financiación del Instituto Vasco de Finanzas, con una cuantía de 25 millones de euros, que se activará esta semana con el objetivo de “facilitar la necesaria liquidez al tejido productivo vasco, sobre todo centrado en pymes y autónomos”.

Además, el Gobierno Vasco creará una nueva línea con la que se articularán líneas de financiación de circulante con avales de la comunidad autónoma por un importe de 500 millones de euros a coste cero a cinco años, con uno de carencia, en colaboración con las entidades bancarias que tienen actividad en Euskadi y la sociedad de garantía Elkargi.

La cuarta medida es de flexibilización, refinanciación y adaptación de las condiciones financieras en forma de anticipos reintegrables, préstamos o avales a empresas en programas como Gauzatu, Bideratu, Indartu y otros.