Condenado a 8 años de prisión por violar a una menor al borde del coma etílico en Donostia

Un joven ha sido condenado a 8 años de prisión por violar a una menor “en una situación cercana al coma etílico” en un local de Donostia, al que la llevó semiinconsciente desde una discoteca.

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del 29 de octubre. La víctima, que tenía 17 años, tras pasar parte de la noche bebiendo junto a otras dos amigas se quedó a solas con el procesado en una céntrica discoteca donostiarra. Según la resolución judicial, en aquel momento la menor abandonó el lugar junto al acusado, que “la llevaba agarrada por la cintura para evitar que se cayera”, situación en la que la condujo al barrio de Gros donde tenía alquilado un local de jóvenes. Una vez allí, el agresor recibió la ayuda de otro hombre “no identificado” para introducirla en el local. Así, el inculpado pudo quedarse a solas con la menor y mantuvo relaciones completas con ella sin su consentimiento.

La víctima se despertó sobre el mediodía, “ante la presencia en el local de su padre quien, tras varias horas intentándolo, finalmente consiguió localizarla” gracias a una aplicación del teléfono móvil.

La sentencia le condena al joven a ocho años de prisión por un delito de abuso sexual con penetración, así como a diez años de libertad vigilada una vez sea excarcelado. Además, el hombre no podrá aproximarse a su víctima ni comunicarse con ella durante otros diez años y deberá compensarla con 15 000 euros en concepto de responsabilidad civil.

El acusado ya contaba con una condena previa a diez años y medio de reclusión por abusar de una niña de 14 años.