Ortuzar cree que el impuesto al diésel no es “progresista ni adecuado” y “mina la confianza” del PNV en el Gobierno

Respecto al aumento de impuestos al diésel que contempla el proyecto de presupuestos del Estado, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido de que no es una medida “progresista ni adecuada” y, además, ha afirmado que les habían dicho que “no la iban a meter”, lo que “ha minado la confianza” de la formación jeltzale hacia el Gobierno.

En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, recogida por Europa Press, ha afirmado que al PNV no le ha “gustado” el proyecto de presupuestos generales del Estado presentado este pasado martes por el Gobierno central “por la medida en sí de ese impuesto al diésel, que no es bueno bajo ningún concepto”.

“Desde luego, si querían hacer unos presupuestos progresistas, eso muy progresista no es porque no creo que los que echan diésel a sus coches sean los más pudientes”, ha advertido Ortuzar, que ha denunciado que, además, pone “en situación difícil a muchos puestos de trabajo” de la industria vasca dedicada a los motores diésel porque, “si es más caro, la gente dejará de comprar coches diésel”.

Aunque ha dicho entender “la finalidad última” de “ir a emisiones de CO2 menos contaminantes” en 2050, ha insistido en que “de aquí a 2050 tendremos que poner lo bueyes delante del carro” y primero “pensar cómo reconvertimos” la industria relacionada con el diésel.

Según ha indicado, “hoy en día hay diésel que contamina lo mismo que las gasolinas, la técnica avanza, pero, en el hipotético caso de que el diésel siguiera siendo considerado como un agente muy contaminante, vamos a buscar solución y transición a esos puestos de trabajo y luego tomemos las medidas”. “Hay que tener mucho cuidado porque los mercados son muy duros”, ha advertido.

Ortuzar ha señalado que al PNV no le “gusta” la medida porque “no es progresista ni adecuada” y ha añadido que, además, “nos habían dicho que no la iban a meter”, lo que “ha minado la confianza” del PNV hacia el Gobierno.

“Se nos garantizó que no iba a ir, lo mismo que IVA que se pretendía poner a la sanidad concertada y a la educación concertada. Eso nos lo han respetado pero lo del diésel no, y nos ha descolocado mucho”, ha manifestado.

Según ha explicado, ahora el PNV va a “mirar con lupa muy potente partida a partida” el proyecto “no vaya a ser que con algunas otras cosas de las que habíamos hablado pase como con el diésel”. Tras indicar que el presupuesto es “una cosa muy grande, global”, ha señalado que el PNV intentara que “las cosas que vayan sean razonables y que sean buenas para los intereses de Euskadi y de la gente de Euskadi y, a partir de ahí, veremos cuál es nuestra posición final”.

En el caso del diésel, ha anunciado que “seguramente plantearemos una enmienda o buscaremos medidas que palíen el efecto negativo en Euskadi y en el sector de la Automoción vasca para salvaguardar esos empleos”.

EL DÚO DINÁMICO
El presidente del PNV ha considerado “lógico” que en el Gobierno quieran “marcar una impronta” y que este martes el presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias “salieran como el Dúo Dinámico, como si empezara una era”, teniendo en cuenta que “veníamos de un presupuesto prorrogado de tres años y además obra de Montoro”.

“Entiendo que necesiten teatralizar un poco y dar esa sensación de giro copernicano. Pero la realidad es que los presupuestos están muy consolidados y no hay grandes vaivenes”, ha indicado Ortuzar, que ha añadido que para el PNV es “importante ver que todos los proyectos que teníamos vigentes plurianualmente están reflejados” conforme a lo negociado y también ahora “ver la capacidad de presentar enmiendas para cosas nuevas”.

El dirigente jeltzale ha apuntado que el Gobierno “tiene que ser consciente de su situación” de minoría en las Cortes, aunque ha señalado que, mientras “antes sólo el PNV decía abiertamente” que era “lógico” que haya presupuestos, “ahora todo el mundo parece que se ha apuntado al furor negociador”, lo que “está muy bien”.

Por ello, ha augurado que el Ejecutivo va a tener que “terminar optando” por qué mayoría suma porque no es “fácil conectar el impulso presupuestario que le quiera dar ERC con el de Cs”, aunque “la política es el arte de lo posible y quedan dos meses”.

Asimismo, ha afirmado que le parece “bien” que EH Bildu entre en la negociación presupuestaria y nunca va a decir que “están negociando un plato de lentejas, como ellos han estado diciendo 40 años contra nosotros”. “En el fondo, esto lo que hace es reconocer el error sempiterno que han tenido ellos a lo largo de estas cuatro décadas. Ojalá que nos copien en más cosas porque al país le irá mejor y seguramente a ellos también”, ha señalado.

“CUMPLIENDO LA LEGALIDAD ESPAÑOLA”
Preguntado por las críticas que vinculan los últimos acercamientos de presos de ETA con la negociación presupuestaria, ha afirmado que desconoce si es así, pero, en todo caso, ha remarcado que el traslado de presos “está cumpliendo la legalidad española, que dice que los reclusos tienen que cumplir condena lo más cerca posible de su entorno para favorecer la reinserción”, y, además, “es bueno para ir asentando la convivencia en nuestro país”.

“Después de todo lo que ha pasado en este país, hay cosas que hay que ir haciendo y que son buenas para ir afianzando una convivencia y una tolerancia entre nosotros”, ha señalado.

Ortuzar ha dicho entender que haya “víctimas a las que les revuelva sus conciencias y algo más y que protesten”, pero “al final tenemos que mirar el bien global de la sociedad y estas medidas son proporcionadas y están bien, probablemente en algunos casos llegan tarde”.