Un joven sube un selfie sonriendo tras sufrir una agresión homófoba

Un chico escocés de 21 años llamado Blair Wilson se ha convertido en la imagen de la lucha contra la homofobia, al subir una fotografía sonriendo después de haber sufrido una brutal agresión.

Wilson asegura que se siente en parte contento gracias al apoyo y amor que ha recibido tras subir a la red social la fotografía. “Es impresionante. Se ha puesto en contacto conmigo gente con la que no hablaba desde hace años y gente que ni conocía para decirme que soy un ejemplo y cosas por el estilo”.

Una publicación que sirve para visibilizar del ‘odio’ que sigue existiendo hacia el colectivo y dar apoyo a todos aquellos que lo necesiten.