Tres puntos más cerca de Europa (2-1)

Oyarzabal y Zurutuza marcan para la Real • El gol de Maxi Gómez en el 82' casi evita el primer triunfo en Anoeta • Januzaj y Zaldua acaban el partido tocados • La Real acaba la jornada con la Europa League a un punto, y la Champions a cuatro

Imagen: LaLiga

¡Y llegó! La Real Sociedad sumó su primera victoria como local en su tan preciado feudo llamado Anoeta. La hora y el día no fueron los mejores, pero los 17.744 fieles espectadores que se acercaron al estadio celebraron como niños el triunfo que lograron los de Garitano ante un renovado Celta, que la semana que viene volverá a jugar en Donostia con motivo de la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa.

El Celta de Vigo llegaba a Anoeta como un totalmente desconocido. Tenía en sus filas a Miguel Cardoso, nuevo entrenador celeste tras la destitución de Mohamed. Aprovechando la semana de parón, los visitantes aprovecharon para definir aún más su juego. Arrancaron el encuentro tomando muchos riesgos sacando el balón jugando desde atrás, y tras salvarse unas cuantas veces, finalmente cayeron en la trampa llamada Real Sociedad.

Visto el juego que propusieron los vigueses, los de Garitano poco tardaron en hacer una clara lectura del partido y adelantaron sus líneas para hacer daño al Celta arriba. Gracias a dicha presión, Januzaj tuvo una clara en el minuto 4 que terminaría estrellando el balón en el palo y rebotando hacia fuera. Hubo más, el Celta no paraba de fallar, pero, de momento, tenía una cosa llamada suerte.

Los del Celta no se entendían entre ellos | Imagen: LaLiga

Aprovechando los huecos de la defensa, los donostiarras recuperaron el balón en una zona delicada para los celestes y Juanmi quiso sorprender a Sergio con un intento de vaselina, pero el guardameta estuvo atento. Acto seguido, los socios de la Aitor Zabaleta Harmaila tomaron sus asientos tras no hacerlo durante los primeros 12 minutos en señal de protesta por los horarios.

La medular formada por Zurutuza y Zubeldia no echó de menos a Illarra

Y de estar sufriendo atrás, el Celta casi llegó a celebrar en el lado opuesto. Superaron el centro del campo de la Real con un pase raso, y Llorente, que se rebasó sobre el césped pero no acertó, dejó vía libre a un Aspas que se plantó ante Moyá. Finalmente, se resbaló a la hora de recortar y su intento de disparo quedó en nada. 

El Celta seguía a lo suyo

No paraba de insistir queriendo sacar el balón tocando, pero llegó tal punto que la suerte se escapó del fondo derribado y lo pagaron caro, aunque le costó ir (pronto se entenderá por qué). Oyarzabal recuperó en la frontal un nuevo balón y se la pasó a Willian José, que estaba solo en frente del marco. Su disparo dio en Sergio, que salió a por él, pero tras una carambola abrió el esférico hacia Juanmi y su chut sería despejado por un defensor sobre la línea de gol. Sin embargo, el despeje llegó a los pies de Oyarzabal y el eibarrés colocó de una manera exquisita el balón cerca del palo. Y a la tercera, Anoeta estalló de rabia celebrando el gol que llegó en el 37′ y no antes.

Oyarzabal, señalándose el escudo en su gol | Imagen: Real Sociedad

Tras el paso por los vestuarios, los de Cardoso se enteraron de que el sacar el balón desde atrás no les estaba beneficiando y en la segunda parte cambiaron de idea. No obstante, Zurutuza mandó al traste la nueva propuesta de juego de los vigueses con un testarazo que dio el 2-0. Mientras que Januzaj colocaba su cuerpo para centrar, el de Rochefort llegó solo en carrera al punto de penalti para rematar plácidamente. A los pocos minutos gozó de un nuevo testarazo pero lo estrelló en el larguero.

Cambio de chip del Celta

La mala noticia de la noche fue el contratiempo que sufrió Adnan Januzaj, teniendo que tomar el camino para los vestuarios antes de tiempo. En su lugar entró un Mikel Merino, que reapareció tras caer también lesionado hace casi dos meses; el 29 de septiembre. Joseba Zaldua, por su parte, sufrió calambres y tuvo que ser sustituido. Al menos, los dos abandonaron el césped por su propio pie.

Los de Cardoso cambiaron totalmente su imagen en el segundo tiempo. Pese a ir por detrás en el marcador, no dejaban de acercarse a la meta de Moyá con peligro. Mientras tanto, los donostiarras volvieron a tener de las suyas, como una de Theo desde el punto de penalti. Durante unos minutos, el partido bajó el ritmo, pero los del Celta no se rindieron y consiguieron recortar distancias en el marcador en el 82′. Brais Méndez mandó un centro al área para que Maxi Gómez rematase a gol desde el segundo palo. El centro se realizó desde la izquierda, de la banda de Theo Hernández que estaba totalmente fundido.

El partido más tranquilo de la temporada se convirtió en nervioso y tenso en la parte final. Llegó a estar en suspense, porque cada llegada de los visitantes era una situación de angustia para los donostiarras. En el tiempo de descuento, Willian José y Juanmi contaron con dos ocasiones para matar el partido, pero finalmente la Real Sociedad y los suyos pudieron celebrar la tan ansiada victoria.


Ficha técnica:

Real Sociedad: Moyá; Zaldua (Gorosabel, min. 86), Héctor Moreno, Llorente, Theo; Zubeldia, Zurutuza (Sandro, min. 79); Oyarzabal, Juanmi, Januzaj (Merino, min. 63) y Willian José.

Celta de Vigo: Sergio; Kevin, David Costas, Araujo, Juncá; Brais, Okay (Sisto, min. 86), Jozabed; Hjulsager (Boufal, min. 59), Aspas y Emre Mor (Maxi Gómez, min. 46).

Marcador: 1-0, min. 37, Oyarzabal. 2-0, min. 47, Zurutuza. 2-1, min. 82, Maxi Gómez.

Árbitro: Melero López, asistido por Torre Cimiano y Martínez Serrato (comité andaluz y cántabro). Amonestó a Juncà (min. 76), Maxi Gómez (min. 87) y a Sandro (min. 89).

Incidencias: En la foto que se realizó previo al comienzo del encuentro, los jugadores de la Real Sociedad lo hicieron detrás de un “toblerone” con un mensaje de apoyo al EUSKARALDIA. 17.744 espectadores acudieron a Anoeta a presenciar el choque.