“LA AMENAZA FANTASMA”, carta abierta de Iñaki Garralda Gordejuela, aficionado de la Real.

LA AMENAZA FANTASMA

Por alusiones (creo que se menciona mi nombre 7 veces, unas cuantas para decir que no pretende responderme, incluso lo afirma en el texto”Por eso respondo a Iñaki”) intentaré ampliar y desarrollar mi twit que da origen a la reflexión de Joseba Iturria.

La intención con la que escribí esta opinión no tenía más trascendencia que expresar mi parecer sobre el estado actual de La Real. No pretendía ser una amenaza y menos crear una oposición que nos llevara a las tinieblas. Creo que tengo 30 seguidores en twitter. 

Asociar mi twit como una proclama del gran problema de La Real, en los términos expresados, me parece desproporcionado ,inoportuno, incendiario y grotesco. Vamos, ver gigantes, donde hay molinos. 

Estando de acuerdo que la entrada de Badiola fue una temeridad y una decisión equivocada, creo que La Real ya estaba en Segunda. 

Por contra creo que la entrada de Aperribay en el contexto que sucedió fue un grandísimo acierto.

Gracias por reconocer el tono amable y ensalzar a la afición txuriurdin, que me parece ejemplar en su totalidad. La discrepancia es buena y enriquecedora. Creo que no es cuestión de porcentajes. Supongo que la unanimidad y el pensamiento único y políticamente correcto es difícil de alcanzar y más en una actividad tan emocional como la futbolera. 

Hago un inciso porque no me queda claro si estoy en ese 5% demoníaco que quiere lo peor para su equipo. Lo digo ya que para no responderme, tengo bastante protagonismo. 

No voy a entrar en casos particulares de jugadores ya que cada persona tiene su conclusión dependiendo de análisis personales. Para eso están los profesionales que están mejor preparados y tienen más conocimiento. De los nombres que has citado, según mi criterio, la mayoría eran grandes jugadores y Lasarte, gran entrenador. 

Y aquí es cuando quiero introducir el término criterio y en el que basaré el origen de mi twit.

Cuando hablo de temporadas fantásticas me refiero a que las decisiones se adoptaron con criterio. Creo que el análisis que se realizó fue acertado, existiendo una capacidad para enjuiciar y adaptarse a lo que el club necesitaba. Se comprendió la situación crítica del club. No me voy a extender en nombres, ni datos. La contratación de Lasarte y Montanier, para mi y aunque pudiera tener dudas, fueron unas decisiones acertadas e impecables. Aunque los resultados hubieran sido adversos (fracaso), tenían una base reflexiva sólida. 

Cuando hablo de despropósito, no hablo de fracaso, me refiero a decisiones inconvenientes. 

Prescindir de Montanier, ignoro los motivos y confiar en Arrasate, bajo mi criterio, me pareció inapropiado, inoportuno ( se me agotan los adjetivos). A partir de ahí, el despropósito, que no fracaso, ha sido continuo. Moyes, Eusebio (segundo año deportivo, muy bueno, con clasificación a EL), Olabe que luego se va, Imanol, Olabe que vuelve, Garitano, Imanol. 

Demasiado cambio, para mi, fruto de las urgencias y de la pérdida de criterio. 

Decir esto, no es crear un gran problema, es iniciar una reflexión para mejorar y encontrar soluciones. El éxito (conseguir tus objetivos) y el fracaso( resultados adversos a los esperados) son consecuencia de analizar y enjuiciar adecuadamente la realidad. Y por eso no eres un marginal que quieres arrasar el club. Dudar de la mayoría, hacer autocrítica, ir contracorriente es saludable y me cuesta creer que esa minoría abyecta tenga poder para echar a responsables máximos del club. 

Al igual que los futbolistas antes citados, los que nombras ahora me parecen absolutamente válidos, incluido el entrenador actual. Demasiado recorrido para volver al pasado.

Entrando más en el cuerpo a cuerpo, déjame que haga mía la temporada de champions con montanier, que entra en el periodo que destaco la gran labor de los dirigentes. A ver quién va a ser el tramposo, ya que así lo establezco en mi twit inspirador. 

Como he comentado antes, la palabra despropósito la asocio a inconveniente, inoportuna, no tiene nada que ver con fracaso. Y vuelvo a la madre de esta carta, mi twit. “Si elobjetivo y los medios son los buscados, adelante” Para mi, pensador libre de prejuicios, si el objetivo es estar entre el 7 y 17 estamos en el buen camino. Resultado acorde con objetivo, éxito. 

En efecto, en los años que considero que se empiezan a tomar decisiones dudosas, me sale 1 EL y otra interruptus. Lo dejamos en 1,5 en 6 años.

Y esta temporada, que ojalá nos clasifiquemos para EL, ( 2,5 en 6 años) será un despropósito, ya que fichar a un director deportivo y su numeroso grupo de ayudantes, para que en 4 meses, los dos primeros entrenadores ya no estén y se vuelva a contar con el entrenador que acabó la temporada anterior, por lo menos, es un enredo.

Así que ni trampa ni cartón. Y la teoría la dejó para los que dan clases magistrales de manipulación. 

Vuelves a repetir la palabra trampa. No contento con manipular una vez un escrito, que es complicado, insistes en ello. Ya te he dicho que la temporada de champion, la cuarta, la considero mia. Lo pone en mi twit. También destaco la semifinal de copa. Y el séptimo puesto no es EL. Ese año y casi todos, el séptimo puesto juega la clasificatoria para EL, por razones obvias. Ese año La Real no jugó EL, ya que fue eliminada en la previa. Como te he comentado, entrar en detalles podría hacer esto interminable. Vuelves a repetir lo de los 3 años en Europa en 5. Y vuelves a tropezar, ya que el primer año de clasificación a champions lo doy por bueno en mi twit, el segundo es el de la EL interruptus. Así que me queda 1,5 EL en 5 años, que ojalá sean 2,5 en 6.

Con los entrenadores te vuelves a despistar. Para entendernos, Lasarte y Montanier son míos (entran en las 4 temporadas fantásticas). Así que me quedan 5 en 5 años y con 2 directores deportivos. Uno de ellos de ida y vuelta. 

Ni me vas a convencer, ni te voy a convencer. Si ensalzar la labor de Aperribay en su primera etapa y cuestionarla en su segunda, con el respeto y las argumentaciones, igual equivocadas, pero libres, analizadas y fruto de la cantidad de fútbol que he jugado y he visto, te parecen negativas y problemáticas para el futuro del club, lo siento. No es mi intención, ni tengo el poder de “el caballero oscuro” ni creo que tenga el carisma ni el arrojo de John McClane para organizar una revolución a lo V de Vendetta. 

Yo solo quiero lo mejor para mi equipo. Y como te he comentado antes, a Aperribay hay que estarle muy, pero que muy agradecido, porque nos llevó en esos 4 años que destaco, de Segunda a Champions. Pero también hay que exigirle, cuando piensas que las decisiones no son acertadas. 

Por último, decirte que creo que te equivocas de Iñaki. Yo soy Iñaki Garralda (el de los 30 en twitter) no Iñaki Badiola ( el que atrajo a miles de acciones)

Iñaki Garralda Gordejuela