La economía de Euskadi desciende del “crecimiento sólido” al “suave”

Según el Termómetro Económico del Gobierno Vasco, la economía de la Comunidad Autónoma Vasca abandonó el pasado mes de diciembre el crecimiento “sólido” que tuvo durante todo el año pasado, al descender hasta un crecimiento “suave”.

Este Termómetro es un indicador que muestra el estado de la economía y lo distingue entre decrecimiento (por debajo de 50 puntos), crecimiento suave (hasta 100) y crecimiento sólido (más de 100). Para hacer estas estimaciones se miden las quince variables que mayor correlación tienen con el PIB vasco.

El termómetro de la economía de Euskadi muestra un valor de 98,5 puntos en el mes de diciembre y se sitúa ligeramente por debajo del nivel 100.

El Gobierno Vasco ha señalado que esta “pérdida de tono” se concentra especialmente en la industria, que registró en diciembre una evolución negativa de la producción industrial (-0,6%). También las exportaciones de bienes anotaron un dato negativo.

El Ejecutivo Vasco ha indicado que esos “malos resultados” en producción industrial y exportaciones están ligados “a la situación transitoria de algunas grandes empresas vascas”, como, por ejemplo, Mercedes Benz, que paró su actividad varios días.

Por su parte, tanto la Construcción como los Servicios siguen ofreciendo “un perfil de notable dinamismo” y el mercado de trabajo se caracteriza por un “incremento importante” del empleo y un “descenso estable” del paro.