La familia de la joven herida por la Ertzaintza anuncia acciones legales

La madre de la joven que presenta una fractura doble en la mandíbula por el impacto de un proyectil disparado por la Ertzaintza el pasado sábado ha anunciado pedirá responsabilidades al Gobierno Vasco por lo sucedido.

Por su parte, el departamento de Seguridad ha abierto una investigación para aclarar los hechos y ha asegurado que la Ertzaintza utilizó bolas de foam, “las menos lesivas”.

Los hechos ocurrieron durante los altercados que se registraron en la zona exterior del Palacio Euskaduna de Bilbao donde se desarrollaba un mitin de Vox. La joven ingresó en el Hospital de Cruces con una fractura doble de mandíbula y a lo largo de esta jornada será intervenida quirúrgicamente.

La víctima relató a Naiz que “había acudido a manifestarse pacíficamente contra el mitin que ofreció Santiago Abascal en el Palacio Euskalduna, cuando la Ertzaintza comenzó a cargar contra los antifascistas que estaban en la zona del parque de Doña Casilda Iturriza que les habían arrojado algunas piedras”.

Donde ella estaba, aseguró, no se arrojó ningún objeto a los agentes y recibió el disparo en la cara cuando comenzó a correr para huir del lugar.

En los altercados a raíz de la visita de Vox a Bilbao fueron detenidas cinco personas. Cuatro de los cinco detenidos quedaron en libertad ayer por la tarde tras pasar a disposición judicial acusados de desordenes. La quinta persona arrestada fue puesta en libertad durante la noche del sábado sin pasar por delante del juez.

La Ertzaintza cargó contra los manifestantes que participaban en la concentración antifascista, y varias personas volcaron y quemaron contenedores y lanzaron diversos objetos contra los agentes.