Abierto al tráfico el túnel de Alkolea en Mutriku

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, han visitado hoy las obras de la GI-638 Mutriku para presenciar los trabajos desempeñados en el túnel de Alkolea, cuya finalización supondrá la apertura de la nueva carretera entre Deba y Mutriku. Por lo tanto, el tráfico transita desde hoy por el renovado trazado de esta vía, por lo que los y las mutrikuarras cuentan desde hoy con “una conexión moderna, segura y competitiva” con el resto del territorio. “Saldamos una deuda histórica con Mutriku y con los y las habitantes de la zona”, ha afirmado Markel Olano.

La construcción del túnel de Alkolea, de 106 metros de longitud, ha sido uno de los puntos más críticos de la obra. “Se trata de uno de los puntos importantes de la nueva carretera. Con este túnel se mejorará sustancialmente el trazado en este punto y los conductores no deberán circular por la punta de Alkolea, cuyas curvas cerradas dificultaban y aumentaban la peligrosidad para los conductores”, ha señalado el diputado general.

El túnel de Alkolea y el desmonte de Ipitxarri, de 40 metros de altura, han sido los puntos más complicados de la obra. Ambos se encuentran ya finalizados. Al abrir la nueva carretera, el tráfico se moverá por el trazado definitivo, por lo que se procederá a finalizar elpaseo peatonal. Además, en esos tramos de carretera que se abandonan, en Ipitxarri y Alkolea, se ordenará los terrenos y se habilitarán zonas de aparcamiento de vehículos compatible con el tránsito peatonal y ciclista.

“Con esta nueva carretera, la Diputación Foral da respuesta a la resolución de una reivindicación histórica de los y las mutrikuarras”, que en adelante contarán con una “conexión moderna, segura y competitiva con el resto del territorio”, recordó el responsable foral. Y es que, según explicó Olano, la carretera conecta Mutriku con el resto de localidades del territorio y con el hospital de Mendaro. El diputado general ha subrayado también la importancia que el equilibrio territorial tiene para el Gobierno foral, y ha señalado que este proyecto va en esa dirección. “Nuestro deseo es que todos los habitantes de Gipuzkoa, vivan donde vivan, cuenten con los mismos servicios básicos. En este caso, la renovación de esta carretera supone una mejora del acceso a Mutriku y esto repercute directamente en la competitividad económica del municipio, en la seguridad en la calidad de vida de sus habitantes”, ha defendido el responsable foral.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide ha señalado que todavía quedan por terminar algunos trabajos como el muro de sostenimiento de la plataforma frente al garbigune, remates de señalización, de sistemas de contención y de iluminación y la pavimentación de acera y revestimiento del muro de la playa de Ondarbeltz y ha precisado que para poder realizar esos trabajos será preciso ocupar uno de los carriles de circulación.

 Con un presupuesto de más de 10 millones, las obras comenzaron a finales del pasado mes de enero y se está cumpliendo el calendario previsto. Las obras, por tanto, finalizarán este próximo mes de febrero. Es una carretera de mucho tráfico, con una intensidad media diaria de 6.000 vehículos, y además es prácticamente la única opción para unir los dos municipios”, ha indicado Olano. Gracias a estos trabajos de mejora, además de aumentar la “seguridad de los conductores”, el responsable foral ha destacado también el beneficio que supondrá en la calidad de vida de la ciudadanía. “Haciendo uso del paseo peatonal y del bidegorri, los habitantes de estas localidades podrán dar paseos saludables y disfrutar de nuestro paisaje litoral”, ha añadido el diputado general.