Manuel, el hombre que recuperó su casa al irse de vacaciones los okupas a Ibiza, puede ser acusado de allanar la morada

Un vecino del municipio de Mataró (Barcelona) se enfrenta a delitos de allanamiento de morada y coacciones por recuperar su propio domicilio que desde hace seis años ocupaba un matrimonio de forma ilegal

Los ‘okupas’ se fueron de vacaciones a Ibiza y pusieron una alarma en el domicilio, pero Manuel, el propietario del piso -que tras seis años de litigios no había conseguido soluciones -, se armó de valor y entró: “Yo llamé a la puerta, vi que no había nadie y hice como ellos, entré sin más”. 

Cuando se reencontró con su hogar el panorama era desolador, había basura por todos sitios, restos de comida, mucha desorganización e incluso habían realquilado algunas habitaciones. Tras la limpieza sacó más de 10 sacos de basura y después volvió a tapiar la puerta.