Entrevista a Jose Ignacio Asensio: “la economía circular pretende un mayor aprovechamiento de los recursos”

Esta semana se está celebrando el III Encuentro Internacional sobre Economía Circular en Gipuzkoa. La iniciativa; impulsada por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, en colaboración con EuRIC, Confederación Europea de Industrias de Reciclaje, FER, Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje y la Escuela de Ingeniería de la Universidad del País Vasco, va a celebrarse este año por primera vez de manera virtual, debido a las actuales circunstancias sanitarias.

Nosotros, hemos aprovechado para hablar con Jose Ignacio Asensio, Diputado de Medio Ambiente y Segundo Teniente de Diputado General de la Diputación de Gipuzkoa.

¿Qué es la economía circular y que oportunidades puede ofrecer?

Siempre hablamos del paso de la economía lineal a la circular, entendiendo la lineal como “aquella economía que tiene unas materias primas que provienen de la naturaleza, se utilizan para producir un producto, y cuando ese producto termina su ciclo de vida, se deshecha y se convierte en residuo”.

Cuando hablamos de economía circular, hablamos de un concepto mucho más amplio donde lo que se pretende es un mejor aprovechamiento de los recursos: que cuando la vida de un producto llegue a su fin, se pueda realizar una recuperación de los materiales inicialmente utilizados para su producción y surja una nueva oportunidad de realizar nuevos productos, permitiendo que esos materiales entren de nuevo en la cadena productiva.

Aunque suene un poco teórico, es un sistema que permite que las empresas cambien el concepto de producción y desde el momento en el que diseñan un producto, piensen en toda la cadena de valor con la premisa de “utilizar materias recicladas y convertir en producto reciclable”.

Durante el encuentro digital que estamos celebrando estos días, el miércoles estuvimos hablando de conceptos teóricos, normativas, aplicaciones de las políticas y las estratégicas, y ayer jueves, estuvimos viendo casos reales de las empresas gipuzkoanas que están aplicando estos conceptos y los resultados que obtienen como ser muy competitivas, internacionalizadas y con una visión de respeto absoluto hacia el medio ambiente.

¿En qué momento está la economía Circular en Gipuzkoa?

Es un momento de transformación de la industria. Nosotros tenemos una industria potente, sobre todo de la mediana y la pequeña empresa, y muchas de ellas supieron hacer muy bien la salida de la crisis de 2008 internacionalizándose, pero la salida de esta crisis tiene que verse impulsada por los hábitos de economía circular.

La industria gipuzkoana es muy consciente y está haciendo muy buenas acciones en este ámbito. Ya conocemos muy buenas prácticas de lo que se está haciendo actualmente en el mundo del plástico y del textil. Y desde las administraciones públicas, partiendo de Europa y siguiendo por todos los estamentos, y pasando por la Diputación, se están siguiendo unas estrategias y dando ayudas para impulsar esta transformación.

Es muy buen momento para aprovechar estas oportunidades, de hecho, estamos oyendo mucho sobre el “Next Generation”, el “España Puede”, el “Euskadi Next”, que son proyectos europeos por los que todos queremos presentar proyectos para poder hacer uso de los fondos que se van a poner a disposición de la industria. Todos ellos llevan integrado el concepto de economía circular, lo que hace que se puedan transformar nuestras empresas en empresas sostenibles y tener una proyección de futuro muchísimo más competitiva.

¿En qué medida afecta la economía circular a la ciudadanía?

Afecta en muchos aspectos, si me permites te hago una respuesta más amplia: nosotros en Gipuzkoa tenemos una característica que es la recogida selectiva de los residuos, con un nivel situado 20 puntos por encima de la media nacional, somos muy responsables a la hora de realizar esa recogida. Esto significa que si dotamos a nuestro entorno de infraestructuras necesarias, llámese plantas revalorización energética, plantas de compostaje o tratamientos mecánicos biológicos, se puede hacer ese aprovechamiento de los residuos para convertirlos en nuevos recursos y reaprovecharlos en la industria en vez de generar basura, la cual, acabaría enterrada en un vertedero. Esto trae de la mano generar nuevos productos, nueva economía y por supuesto, nuevos empleos.

¿Qué faltaría para completar este ciclo? Que los ciudadanos, al ir a comprar nos fijemos en las etiquetas de los productos, que sean productos que se hayan elaborado con materiales reciclados y que sean reciclables. En el momento que los ciudadanos le demos valor a esos conceptos, habremos dado un paso de gigante en la economía circular y cerraremos el ciclo de consumo responsable.

Además, cabe destacar que cada vez existen más comercios y más tiendas de todo tipo que destacan y ponen en valor la utilización en sus productos de materiales reciclados y a venta de productos reciclables, ya sea de textil, de alimentación… Gipuzkoa ya es responsable en muchos aspectos y lo tiene que ser también en el consumo, porque eso también tiene que ver con la economía local, con consumo de producto cero, con diseño del producto, y nuestra región está preparada para hacer frente a ello.

¿Hay que crecer? Evidentemente, y, te voy a dar un dato, la contribución de la economía circular en términos de PIB en el territorio de Gipuzkoa está en torno al 7%, los puestos de trabajo implicados en el entorno de la economía circular son actualmente unos 5.000, y lo que pretendemos es que en esta década (hasta 2030) seamos capaces de duplicar estos datos.

Desde mi punto de vista, Gipuzkoa tiene los medios necesarios para hacer un aprovechamiento importante del momento histórico que estamos viviendo, esta crisis sanitaria y económica generadas por la pandemia, pero que nos ha puesto ante la tesitura de que o cambiamos nuestra forma de hacer las cosas y afrontamos el futuro con más respeto al medio ambiente, o tendremos un futuro bastante oscuro. La economía circular es parte de la solución, si no es la solución más importante para que nuestro sistema económico cambie.

Es un alivio escuchar estas palabras y ver que los objetivos se van cumpliendo y que cada vez hay más empresas gente interesada en poner un poco de su parte para conseguir llevar la economía circular a cabo…¿El encuentro finaliza el hoy viernes?

Sí, el encuentro finaliza el hoy. Además, este encuentro comenzó de forma muy modesta hace tres años, y hoy tenemos casi 600 participantes en el foro, cosa que hubiera sido inimaginable al principio. La toma de conciencia ha sido tremenda, y cuando representas con datos y buenas prácticas de nuestro entorno genera mucha esperanza. Y, para eso estamos también las administraciones, el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación, para ser facilitadores y ser los compañeros de viaje para poder aplicar estos conceptos en toda la industria gipuzkoana. Destacar también que los emprendedores gipuzkoanos no entienden la economía circular como algo de valor añadido, sino como un requisito indispensable para que el futuro sea sostenible y sus empresas sean competitivas. Estas jornadas son muy importantes para compartir, y también para mejorar.