Sí, pero no (1-1)

La Real Sociedad consiguió empatar en los últimos minutos del encuentro gracias a un golazo de Agirretxe, que volvía a los terrenos de juego dos meses después, ya que se lesionó en el encuentro que disputaron el 30 de diciembre en el Santiago Bernabéu. Los visitantes se adelantaron gracias a un gol de Duje Cop.

El objetivo de cada equipo para este partido era lo mismo: sumar para escalar los puestos y llegar a los puestos europeos. Quien mejor se encontraba para ello era la Real Sociedad. Pese al mal comienzo de los dos equipos, seguían jugada tras jugada intentando abrir el marcador.

La primera parte comenzó muy diferente que los demás encuentros, ya que el partido no tenía ningún líder claro. Pero con el paso de los minutos, los dos equipos crearon ocasiones. La más clara por parte de la Real Sociedad fue la de Mikel Oyarzabal, en una jugada en el que robó el esférico a Kameni en la línea de fondo y no acertó mandar el balón a la red con el exterior. Fue el primer aviso de la Real. Minutos más tarde, tras una carambola de Reyes y el propio Oyarzabal en el área rival, el balón se estrelló en el larguero. El conjunto de Javi Gracia también contó con varias ocasiones, pero en los primeros 45 minutos de juego el balón no quiso entrar dentro de las porterías del Estadio de Anoeta.

El comienzo de la segunda parte fue parecida a la primera: ningún equipo dominaba el juego ni creaba claras ocasiones, hasta el minuto 56, ya que los visitantes se adelantaron en el marcador gracias a una jugada magistral. El goleador fue Duje Cop. Con el paso de los minutos, parecía que estaba más cerca el 0-2 que el 1-1, y para evitar el segundo tanto de los andaluces, Eusebio Sacristán decidió dar entrada a Imanol Agirretxe, que volvía a sentirse futbolista tras estar ‘parado’ durante dos largos meses. Un balón que le llegó al ariete usurbildarra entró por la escuadra derecha de Kameni tras una espectacular volea del delantero centro de la Real Sociedad. Ya con el empate en el marcador, los donostiarras fueron a por todas, pero la zaga del Málaga no les permitió.

Por desgracia, los donostiarras no pudieron lograr la quinta victoria consecutiva, pero pese a ello, no perdieron ante el Málaga. Esta vez el juego del equipo fue clave, y para ello, Asier Illarramendi es el idóneo, pero no estuvo disponible para este encuentro, ya que tenía que cumplir la sanción de 5 amarillas.

Imagen portada: LFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here