Osakidetza deja de hacer el test de COVID-19 en los casos leves

A partir de ahora, Osakidetza únicamente realizará pruebas para confirmar los casos de contagio de coronavirus a pacientes con cuadro de infección respiratoria aguda que ya se encuentren hospitalizados o que cumplan los requisitos de hospitalización.

De esta forma, el Ejecutivo pretende dar una respuesta “más eficaz” a la situación excepcional generada por la propagación del coronavirus, “y garantizar la asistencia sanitaria de calidad”.

Los criterios de la Organización Mundial de la Salud, sin embargo, son más estrictos. Ante cualquier caso sospechoso, piden que se haga el test, puesto que esta es la única forma de confirmar, aislar y interrumpir la cadena de contagio a los pacientes con síntomas más leves.

Además, advierte que los pacientes que han superado el coronavirus, incluso después de que desaparezcan los síntomas, tienen la capacidad de infectar a la gente durante varios días. Por ello, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado que, una vez completado, el aislamiento se prolongue otros 15 días.