El Gobierno socialista portugués garantizará la estabilidad fiscal de los principales impuestos, al contrario que España

Fotografía: @antoniocostapm

Al contrario del plan de subir impuestos del Gobierno español, a partir de 2022, el Gobierno socialista portugués de António Costa ha anunciado que promete bajar la presión fiscal descartando tocar los principales impuestos durante los próximos dos años. El primer ministro portugués no defiende que tenga que equiparar sus niveles de recaudación a la media europea.

Costa asegura en el Programa de Estabilidad 2021-2025 recién presentado que “en cuanto a la política presupuestaria, el próximo año se garantizará la estabilidad fiscal en los principales impuestos, haciendo hincapié en las medidas de reactivación de la economía».