Prorrogada hasta 2022 la prisión provisional de Kote Cabezudo

La Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa ha decidido prororrogar dos años más la situación de prisión provisional del fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo, quien se encuentra en la cárcel de Martutene desde el 4 de mayo de 2018 procesado por la posible comisión de 47 delitos, varios de ellos contra la libertad sexual de sus modelos.

Del “Caso Cabezudo” penden múltiples pequeñas causas desgajadas, la mayor parte por presuntos delitos de desobediencia grave a la autoridad judicial, coacciones a las víctimas y obstrucción la Justicia.

Tanto la Fiscalía como la representación de las víctimas reclamaron que Cabezudo continúe en la cárcel al entender que “existen indicios” suficientes de su participación en los hechos y que persiste el riesgo de fuga, “ante las décadas de prisión” a las que podría ser condenado.

Además, pusieron de relieve la posibilidad de que una vez puesto en libertad al fotógrafo pudiera continuar “atentando contra bienes jurídicos de las víctimas”, ya que “fue la prisión provisional la que puso fin” a estas actuaciones por las que “se sigue un reguero” de procedimientos en su contra, en uno de los cuales ya ha sido condenado en firme a dos años y tres meses de cárcel por “intimidar” a una testigo colgando una fotografía suya desnuda en una red social.